Los cochecitos paragüitas son los conchecitos más ligeros y compactos que se pueden conseguir en el mercado. Pueden encontrarse en varios colores y diseños pero lo que realmente los distingue es su forma de plegado fácil y rápido y sus mangos curvos como los de un paragüas razón por la cual se los conoce por este nombre.

Su diseño ultraligero los hace la mejor opción a la hora de pasearse con su bebé por todo tipo de espacios con obstáculos y espacios angostos como los que nos encontramos en supermercados, estacionamientos…. Al plegarse ocupan muy poco espacio, y pueden ser guardados con facilidad en cualquier ropero o baúl. Pueden tener asientos de tela de algodón o tela plástica, cuentan por lo general con ruedas giratorias y un canasto. Están pensados para bebés que puedan sentarse por si solos, generalmente de 6 o más meses de edad.

Quizás la gran ventaja por la cual son tan populares sea los bajos precios por los que se consiguen, esto los hace verdaderamente accesibles hasta para el presupuesto más ajustado. Si necesita un cochecito para bebés que lo saque de un apuro no lo dude, optar por este tipo de cochecitos será su mejor opción.

Ventajas

Son cochecitos de bebes baratos lo que los hace accesibles para padres con poco presupuesto.

En cuanto a sus características de diseño son livianos, llegando a pesar menos de 9 kilos. Son compactos y se pueden plegar rápido y fácilmente. Tienen alta disponibilidad, puede encontrar estos cochecitos en cualquier negocio cerca de su lugar de residencia.

Desventajas

Lamentablemente no todas pueden ser buenas noticias y el hecho de optar por un cochecito paraguas tiene sus contras. En principio puede llegar a ser muy complicado empujar estos cochecitos con una sola mano, puesto que no tienen una barra central desde donde se pueda aplicar el empuje en una dirección. Por otro lado, el poco peso que si bien es una ventaja se vuelve a  encontrar a la hora de moverse rápido, correr con este tipo de cochecitos puede ser contraproducente, podría perder el control e incluso volcarlo, también su falta de paso los hace una mala opción para caminos de tierra o empedrados, todo esto contribuye a que se conviertan en un tipo de cochecitos de poca vida útil teniendo que cambiarlo antes de repararlo. En cuanto a su bebé, no podrá pasearlo si no es mayor de 6 meses y tampoco si es demasiado grande ya que estos cochecitos son bien compactos y tienen asientos pequeños.