Cuando hablamos de SEO, nos referimos a todas esas acciones que tomamos para que nuestra página web tenga más visitas de manera orgánica. Estas estrategias son similares, pero varían un poco dependiendo de la finalidad de nuestra página web.

Para empezar, no es una tarea sencilla, mucho menos si estamos pocos familiarizados con las técnicas de comercio electrónico actuales. Si estás convencido de que aplicar estrategias SEO para tu negocio en línea te traerá grandes ganancias, pero no sabes por dónde empezar, no te sientas mal.

SEO se refiere a todas aquellas acciones que llevamos a cabo para asegurarnos que nuestros clientes potenciales puedan encontrar fácilmente nuestra tienda.

Auditoría SEO Interna

Para saber hacia dónde quieres ir primero tienes que saber dónde estás.

Google le da prioridad a aquellas páginas que ofrecen a sus clientes todo el sistema de seguridad necesario para realizar una compra en línea exitosa. Tu banda ancha y tu velocidad de descarga deben de ser aceptable, entre mejores sean aparecerás más arriba en los resultados.

Revisa de donde vienen la mayoría de tus visitantes. Pueden ser por enlaces a redes sociales o por clicks en motores de búsqueda. Incluso escribiendo directamente tu URL. El fin de un buen SEO es que vengan muchos clientes por motores de búsqueda.

Las palabras clave son aquellas que tus clientes teclearán en los motores de búsqueda esperando encontrar una tienda que ofrezca los productos servicios que están buscando.

No busques repetir demasiado, ya que Google puede llegar a considerarte una página de SPAM.

El truco está en incluirlas de la manera más natural posible. También puedes incluir palabras clave en tus imágenes y otros archivos multimedia.

Lo primero es abrir el motor de búsqueda de tu preferencia y buscar las palabras clave que enlazan a tu página. Es recomendable que también incluyas ubicación, para filtrar las búsquedas a aquellos que se encuentran en tu área. Verás cómo periódicamente vas subiendo de lugar en los resultados de búsqueda.

Pídele a alguien de tu confianza que intente encontrar tu página a través de un motor de búsqueda, para que después te cuente su experiencia. Esto ayuda a ver las cosas de una manera objetiva, encontrando puntos clave por mejorar. También puedes pedirle que acceda directamente a tu página y navegue pro todos los menús y apartados.

Rediseño interno de tu página web

Es muy importante la forma en que decidirás recibir pagos. Investigue sobe las diferentes formas de recibir pagos en línea y su ventajas y desventajas.

El diseño de tu página web es sumamente importante. No se trata de que sea extravagante, al contrario. Para las tiendas en línea, ente más amigables y sencillas de usar, mejor calificadas estarán por los motores de búsqueda.

Utiliza menús desplegables y colores amigables, revisa que tus links estén funcionando y revisa que haya un balance correcto entre calidad y peso de las imágenes que usas.

Haz uso de las herramientas con las que ya cuentas para llegar a más personas por medio de Internet. Si tienes una base de datos de tus clientes, no dudes en enviar esporádicamente publicidad, y coméntales sobre tu nueva tienda en línea a los clientes que lleguen a tu establecimiento físico. Para que funciones como estrategia SEO, tendrás que incluir links a tu página web, ya sea a la principal o algún aparto de promociones especiales.

Utiliza también todo tipo de redes sociales y enlázalas a tu página web oficial, de esta forma llegarás a más personas y tu tienda en línea tendrá una presencia más amplia en el mercado en línea.

Otras estrategias que van de la mano con el SEO

Existen otras formas de estar presente en la nube utilizando herramientas SEO. Puedes empezar administrando cuentas de redes sociales para tu tienda y ligarlas con una página web propia que incluya información básica de la empresa, como ubicación horarios, e incluso un pequeño catálogo.

También podrás utilizarlos como herramienta de publicidad para poder llegar a muchos más clientes potenciales. Además, te traerá múltiples beneficios si consigues que tus clientes hagan clic en tus links desde tus redes sociales. Sin duda es un buen paso el cual dar, y verás que poco a poco y mediante más te sientas familiarizado con el ambiente de las ventas en línea, podrás decidir si comienzas a tener un stock disponible para gestionar ventas en línea.

Ventajas de incluir estrategia SEO en tu negocio

Es verdad que requiere de cierta cantidad de trabajo lograr incorporar estrategias SEO a tu negocio en línea, pero las ventajas que vienen con esto son sustanciales y muy redituables, algunas de ellas son:

Al aparecer en los resultados de búsqueda, podrás llegar a un mercado mucho más amplio, ya que pasarás de cubrir la oferta solamente dentro de un mercado local, hacia una nacional o incluso internacional. Recuerda que, al estar en línea, prácticamente cualquier persona del mundo que tenga acceso a Internet puede conocer tus productos, por lo que tu cobertura puede llegar a expandirse hasta donde lo desees.

Hay muchos aspectos de manejar estrategias SEO que te pueden llevar a ahorrar dinero.

El tiempo que inviertas en estrategias SEO tendrá beneficios a corto y a largo plazo, ya que mientras sigas cumpliendo con los estándares de calidad de Google, tu página aparecerá en los primeros resultados.